El nombramiento de Montgomery como jefe del VIII Ejército, Churchill y el alcohol

El 13 de agosto de 1942, Winston Churchill, por aquel entonces Primer Ministro de Gran Bretaña y Ministro de Defensa, nombró como jefe del VIII Ejército, los famosos “ratas del desierto” al general Bernard Montgomery.

Cuentan que unos días antes, Churchill se entrevistó con el futuro héroe del Alamein y le preguntó acerca de sus condiciones para hacerse cargo del mando.

Montgomery le contestó que gracias a su abstinencia del alcohol y cuidados ascéticos se encontraba preparado y al cien por cien para asumir el mando.

Entonces Churchill le contestó “no crea usted, yo bebo y fumo todo lo que quiero, estoy al doscientos por ciento y mando sobre usted”.