Historia http://www.rayosycentellas.net/historia Artículos de Historia Mon, 28 Nov 2016 18:35:47 +0000 en-US hourly 1 https://wordpress.org/?v=4.7.6 Hoy se cumplen 80 años del asesinato de Pedro Muñoz Seca en Paracuellos http://www.rayosycentellas.net/historia/hoy-se-cumplen-80-anos-del-asesinato-de-pedro-munoz-seca-en-paracuellos/ Mon, 28 Nov 2016 18:34:34 +0000 http://www.rayosycentellas.net/historia/?p=572 munoz-secaHoy se cumplen 80 años del asesinato de uno de los autores de teatro más populares del siglo XX español. Autor de obras de tanto éxito como “La venganza de Don Mendo”, “Los extremeños se tocan”, “El verdugo de Sevilla” o “Anacleto se divorcia” tuvo la mala suerte de encontrarse con un grupo de milicianos de la FAI en Barcelona donde se encontraba el 18 de julio de 1936 esperando el estreno de una de sus obras.

Como Alberti, el cual nada hizo para impedir su asesinato, Muñoz Seca nació en el gaditano Puerto de Santa María  el 20 de febrero de 1879. Casualmente estudió en el colegio jesuita de San Luis Gonzaga junto al que sería premio nobel, Juan Ramón Jiménez. Estrenó su primera obra “Las guerreras” en 1901 y en 1904 se trasladó a Madrid estrenando en 1904 “El contrabando” en el teatro Lara y logrando plaza en el Ministerio de Fomento en 1908.

Éxito teatral tras éxito transcurría su vida cuando tuvo lugar la sublevación militar. Milicianos de la FAI lo detuvieron en Barcelona, lo entregaron a la Guardia Civil y esta se ocupó de trasladarlo a Madrid pasando por Valencia ingresándolo preso en la checa de San Antón en donde coincidió con los actores Rafael Calvo y Guillermo Marín y los hermanos Cayetano y Rafael Luca de Tena, familiares del fundador de ABC.

¿Cuál era el delito que había cometido Pedro Múñoz Seca? Pues únicamente haber expresado sus ideas a favor de la monarquía sin que hubiera participado de ningún modo en la rebelión que lideró el 18 de julio el General Mola.

El 27 de noviembre de 1936 Don Pedro Muñoz Seca ya sabía su destino pues había sido juzgado en una farsa de juicio y se le había considerado “fascista, monárquico y enemigo de la República” a la pena de muerte. Al día siguiente fue conducido atadas sus manos con un alambre a Paracuellos donde enfrente de la fosa número 5 fue fusilado de la mano del sacerdote Tomás Ruiz del Rey, también asesinado. Su últimas palabras fueron “sois tan hábiles que me habéis quitado hasta el miedo, ¡Viva España y viva el Rey! Su cuerpo cayó atravesado por las balas de sus verdugos a las 8 y 23 del 28 de noviembre de 1936. Así murió asesinado el abuelo de Alfonso Ussía.

Se estima que en Paracuellos fueron asesinadas unas cinco mil personas cuyo único delito consistía en pensar distinto a aquellos que los mataron. En el año 2011 el historiador Paul Preston, un autor cuya ideología nada tiene que ver como lo que conocemos como “la derecha”, señaló la responsabilidad del entonces Consejero de Orden Público de la Junta de Defensa de Madrid en la matanza. Ese consejero se llamaba Santiago Carrillo, persona honrada con varias calles en distintas ciudades de España. Conviene recordarlo ahora que se ha negado en el parlamento un minuto de silencio a una persona que a nadie había matado.

]]>
Los sucesos de la Sinagoga Mayor de Segovia (Iglesia de Corpus Christi) http://www.rayosycentellas.net/historia/los-sucesos-de-la-sinagoga-mayor-de-segovia-iglesia-de-corpus-christi/ Fri, 16 Oct 2015 18:07:08 +0000 http://www.rayosycentellas.net/historia/?p=566 sucesoscorpus

Si cualquiera de nosotros decide pasearse por Segovia, tomando como inicio del paseo el Acueducto caminando hacia la plaza Mayor yendo por la calle Real se encontrará con la Iglesia del Corpus Christi.

Dicho templo pertenece actualmente a las Monjas Clarisas pero no siempre ha sido una iglesia. Fue edificada en torno al siglo XII por la comunidad judía de Segovia y servía de sinagoga. Se trata de una construcción erigida en planta rectangular, carente de cualquier decoración en su exterior siguiendo las instrucciones que el Papa Inocencio XIII había establecido para las sinagogas que se pudieran construir en las ciudades cristianas.

sucesoscorpus2

Cuando servía al culto judío el templo era conocido como la Sinagoga Mayor y era unas de las cinco que existía en Segovia hacia el año 1400. ¿Y que ocurrió para que dejará de ser sinagoga y pasara a ser iglesia?

La razón se encuentra en los sucesos que acontecieron en torno al año 1410. El templo fue confiscado a los judíos y pasó a ser iglesía. En palabras de Quadrado en el el libro Recurdos y Bellezas de España, provincia de Segovia aconteció lo siguiente:

“Eran ricos y numerosos los judíos que habitaban en Segovia y su comarca, y no constituían la menor renta del obispado los treinta dineros en oro por persona que anualmente le prestaban en memoria de los dados a Júdas por precio de la sangre de la sangre del Redentor. Su sinagoga, hoy iglesia del Corpus Cristi, dá señales todavía del esplendor y magnificencia, y la perdieron hacia 1410, por el horrible sacrilegio cometido en ella con una hostia consagrada. Húbola un judío, que comúnmente se dice era el médico don Mayr, del sacristán de S. Facundo en prenda de una cantidad prestada: aún se designa con el nombre del Mal Consejo junto a la Trinidad la calle en la que se hizo la culpable entrega. Traída la hostia a la la asamblea, la echaron en una caldera de agua hirviente, pero de pronto la vieron elevada en el aire, estremeciéronse y rajándose las paredes, y confusos mas que arrepentidos los profanadores la entregaron contando el caso al prior de Sta. Cruz, quien la dió en viático a un novicio. Divulgóse el portento, se averiguó el delito, fueron los reos ahorcados y descuartizados, y eregida en templo la sinagoga.”

Este tipo de acusaciones eran frecuentes en la España medieval y allanaron la decisión que llevaron a la cabo los Reyes Católicos expulsando a los judíos de España.

]]>
Descubren un gran hospital de la época de las Cruzadas en Jerusalén http://www.rayosycentellas.net/historia/descubren-un-gran-hospital-de-la-epoca-de-las-cruzadas-en-jerusalen/ Mon, 05 Aug 2013 19:43:54 +0000 http://www.rayosycentellas.net/historia/?p=558 Se puede leer en Libertad Digital:

Arqueólogos israelíes han descubierto en la vieja Jerusalén una estructura de grandes dimensiones perteneciente a un hospital del período Cruzado hace unos mil años, que tuvo gran actividad y pudo albergar hasta dos mil pacientes. Así lo informa este lunes en un comunicado laAutoridad de Antigüedades de Israel (AAI) que llevó a cabo las excavaciones y dieron con una galería de arcos apuntados de hasta seis metros de altura, perteneciente al período Cruzado (1099-1291 d.C.).

El edificio, propiedad del Waqf, la autoridad de bienes inalienables islámicos, está situado en el corazón del barrio cristiano de la ciudadela antigua de Jerusalén, en una zona conocida como “Muristan” (una desviación del la voz persa para hospital). Hasta hace aproximadamente una década, servía como bullicioso mercado de frutas y verduras, aunque desde entonces había quedado en desuso.

Seguir leyendo en Libertad Digital

]]>
Italia: juicio histórico sobre la negociación del Estado con la mafia en los noventa http://www.rayosycentellas.net/historia/italia-juicio-historico-sobre-la-negociacion-del-estado-con-la-mafia-en-los-noventa/ Mon, 27 May 2013 16:43:18 +0000 http://www.rayosycentellas.net/historia/?p=553

]]>
España se mantuvo neutral en la Segunda Guerra Mundial gracias a un soborno británico http://www.rayosycentellas.net/historia/547/ Mon, 27 May 2013 16:08:27 +0000 http://www.rayosycentellas.net/historia/?p=547 generalesfranquistas

Se puede leer en ABC:

Veinticuatro de junio de 1940. Un triunfante Hitler se fotografía sonriente delante de la Torre Eiffel. La perfecta maquinaria militar alemana ha triturado al Ejército francés y tomado París sin disparar un tiro. Los soldados del III Reich parecen invencibles. Cuarenta y ocho horas después, el primer ministro británico, Winston Churchill, tiene en su mesa una propuesta de su embajador en Madrid, Samuel Hoare. Descabellada, insensata, pero factible. A falta de otras ideas mejores, sólo hay espacio para la audacia.

Veterano diplomático con experiencia en operaciones secretas durante la Gran Guerra, Hoare está convencido de que España se encuentra al borde de entrar en la contienda mundial a favor del Führer. «Este ardid quizá nos salve del desastre», sostiene. Su análisis de la situación es revelador: «Franco desea permanecer neutral pero está aterrorizado por Alemania; (Serrano) Suñer, (el general) Yagüe y el ala izquierdista de la Falange favorece la intervención (en la guerra); el ala derechista (requetés, carlistas, empresarios, la mayoría del Ejército y los campesinos) a favor de la neutralidad».

Seguir leyendo en ABC

]]>
Felipe III http://www.rayosycentellas.net/historia/felipe-iii/ Sat, 04 May 2013 08:03:16 +0000 http://www.rayosycentellas.net/historia/?p=541 felipe_iii

Hijo de Felipe II y de su sobrina Ana Austria. Durante el reinado de su padre se mantuvo alejado de los asuntos de gobierno es recordado por su pobreza de espíritu y falta de voluntad.

Su padre dijo de él lo siguiente: “Dios me ha dado tantos reinos, me ha negado un hijo capaz de regirlos. Temo me lo gobiernen”. Y en efecto, dejó el gobierno en manos de un valido, primero en su caballerizo Francisco de Sandoval, marqués de Denia, y después duque de Lerma, que a su vez, fue dominado por otros favoritos que gobernaban con el nombre de privados.

Felipe III subió al trono de España y Portugal el 13 de septiembre de 1598 a los veinte años de edad distraía su tiempo esencialmente en la caza, en los teatros, bailes y en el juego.

Su valido, el duque de Lerma, rigió los destinos de España durante veinte años con un tan poder tan absoluto que corrían rumores que aseguraban que había hechizado al rey.

Un autor de la época, Juderías, escribió lo siguiente: “Mientras Felipe III se entrega a la devoción y postrado de hinojos reza padresnuestros, o a los frívolos pasatiempos, no preocupándose del gobierno, el codicioso duque de Lerma inauguraba el periodo de los cohechos, de los abusos, de los grandes fraudes, convirtiendo la administración del Estado en una gran almoneda donde todo se vendía al mejor postor…”

En aquella corte tan favorable al rezo como de divertirse se sucedían torneos, comedias, mascaradas, banquetes, fiestas y corridas de toros, aumentando progresivamente los dispendios del favorito mientras la nación se empobrecía con sus tributos.

A la vez que el duque de Lerma se dominaba la voluntad del rey, este se dejó influir por Rodrigo Calderón, hombre de su confianza que conquistó también la confianza del rey siendo elevado al cargo de Secretario de Cámara, consejero de Estado,… Nada se hacía sin el Consejo de don Rodrigo.

Este acumuló una fortuna enorme antes de que el duque de Uceda, hijo de Lerma, lograra que el rey Felipe III destituyera a D. Rodrigo el cargo de Secretario de su Cámara. Dicho hecho ocurrió después de la muerte de la reina Margarita tras un parto. D. Rodrigo fue acusado de ser el causante del fallecimiento de la reina. El favorito del duque de Lerma fue enviado como embajador a los Países Bajos (1612).

En 1601, el duque de Lema convenció al Rey para que trasladara la capital del país a Valladolid. Meses antes, el valido había comprado numerosos terrenos en la ciudad castellana a un precio irrisorio. Unas tierras que multiplicaron su valor exponencialmente cuando la urbe se convirtió en la capital de España. Después, el Duque se las vendió al monarca y sacó sustanciales beneficios. Al mismo tiempo, aprovechando la caída de precios en Madrid, compró nuevas tierras. Cuando la capitalidad volvió a Madrid en 1606, el Duque regresó con los bolsillos llenos.

Durante el reinado de Felipe III tuvo lugar la expulsión de los moriscos de Valencia. Lerma la ordenó el 22 de septiembre de 1609 dando tres días a los afectados para presentarse en los puertos de embarque sufriendo muchas violencias tanto en España como al llegar a África.

En política exterior Felipe III heredó la guerra con Inglaterra: los barcos de la reina Isabel atacaron La Coruña, Canarias y las Azores llegando a enviar el duque de Lerma 6000 soldados en auxilio de los católicos irlandeses, pero fueron vencidos en las cercanías de Baltimore. Al morir la reina Isabel en 1603 se entablaron relaciones cordiales con su sucesor Jacobo Estuardo I que llevaron a la paz en 1605.

Por otra parte concertó el matrimonio de Luis XIII con la infanta española Ana y del príncipe de Asturias (Felipe IV) con Isabel de Borbón.

Además se pactó en La Haya la “Tregua de los doce años” en la que se reconoció la independencia de las Provincias Unidad de Holanda.

También las tropas de Felipe III intervinieron en la Guerra de los Treinta Años, a favor del emperador de Alemania, Fernando II, suegro de Felipe III por razones religiosas, conquistando un ejército mandado por el marqués de Spínola conquistó el Palatinado (1618-1621).

Lerma abandonó el gobierno precisamente en 1618, después de lograr que el papa Paulo V un capelo cardenalicio.

Sucedió a su padre el duque de Uceda como valido del rey. Su corto mandato se caracterizo por la persecución de los favoritos de Lerma siendo precisamente D. Rodrigo detenido y fuertemente atormentado.

Felipe III falleció el 31 de marzo de 1621.

Hijo de Felipe II y de su sobrina Ana Austria. Durante el reinado de su padre se mantuvo alejado de los asuntos de gobierno es recordado por su pobreza de espíritu y falta de voluntad.

Su padre dijo de él lo siguiente: “Dios me ha dado tantos reinos, me ha negado un hijo capaz de regirlos. Temo me lo gobiernen”. Y en efecto, dejó el gobierno en manos de un valido, primero en su caballerizo Francisco de Sandoval, marqués de Denia, y después duque de Lerma, que a su vez, fue dominado por otros favoritos que gobernaban con el nombre de privados.

Felipe III subió al trono de España y Portugal el 13 de septiembre de 1598 a los veinte años de edad distraía su tiempo esencialmente en la caza, en los teatros, bailes y en el juego.

Su valido, el duque de Lerma, rigió los destinos de España durante veinte años con un tan poder tan absoluto que corrían rumores que aseguraban que había hechizado al rey.

Un autor de la época, Juderías, escribió lo siguiente: “Mientras Felipe III se entrega a la devoción y postrado de hinojos reza padresnuestros, o a los frívolos pasatiempos, no preocupándose del gobierno, el codicioso duque de Lerma inauguraba el periodo de los cohechos, de los abusos, de los grandes fraudes, convirtiendo la administración del Estado en una gran almoneda donde todo se vendía al mejor postor…”

En aquella corte tan favorable al rezo como de divertirse se sucedían torneos, comedias, mascaradas, banquetes, fiestas y corridas de toros, aumentando progresivamente los dispendios del favorito mientras la nación se empobrecía con sus tributos.

A la vez que el duque de Lerma se dominaba la voluntad del rey, este se dejó influir por Rodrigo Calderón, hombre de su confianza que conquistó también la confianza del rey siendo elevado al cargo de Secretario de Cámara, consejero de Estado,… Nada se hacía sin el Consejo de don Rodrigo.

Este acumuló una fortuna enorme antes de que el duque de Uceda, hijo de Lerma, lograra que el rey Felipe III destituyera a D. Rodrigo el cargo de Secretario de su Cámara. Dicho hecho ocurrió después de la muerte de la reina Margarita tras un parto. D. Rodrigo fue acusado de ser el causante del fallecimiento de la reina. El favorito del duque de Lerma fue enviado como embajador a los Países Bajos (1612).

En 1601, el duque de Lema convenció al Rey para que trasladara la capital del país a Valladolid. Meses antes, el valido había comprado numerosos terrenos en la ciudad castellana a un precio irrisorio. Unas tierras que multiplicaron su valor exponencialmente cuando la urbe se convirtió en la capital de España. Después, el Duque se las vendió al monarca y sacó sustanciales beneficios. Al mismo tiempo, aprovechando la caída de precios en Madrid, compró nuevas tierras. Cuando la capitalidad volvió a Madrid en 1606, el Duque regresó con los bolsillos llenos.

Durante el reinado de Felipe III tuvo lugar la expulsión de los moriscos de Valencia. Lerma la ordenó el 22 de septiembre de 1609 dando tres días a los afectados para presentarse en los puertos de embarque sufriendo muchas violencias tanto en España como al llegar a África.

En política exterior Felipe III heredó la guerra con Inglaterra: los barcos de la reina Isabel atacaron La Coruña, Canarias y las Azores llegando a enviar el duque de Lerma 6000 soldados en auxilio de los católicos irlandeses, pero fueron vencidos en las cercanías de Baltimore. Al morir la reina Isabel en 1603 se entablaron relaciones cordiales con su sucesor Jacobo Estuardo I que llevaron a la paz en 1605.

Por otra parte concertó el matrimonio de Luis XIII con la infanta española Ana y del príncipe de Asturias (Felipe IV) con Isabel de Borbón.

Además se pactó en La Haya la “Tregua de los doce años” en la que se reconoció la independencia de las Provincias Unidad de Holanda.

También las tropas de Felipe III intervinieron en la Guerra de los Treinta Años, a favor del emperador de Alemania, Fernando II, suegro de Felipe III por razones religiosas, conquistando un ejército mandado por el marqués de Spínola conquistó el Palatinado (1618-1621).

Lerma abandonó el gobierno precisamente en 1618, después de lograr que el papa Paulo V un capelo cardenalicio.

Sucedió a su padre el duque de Uceda como valido del rey. Su corto mandato se caracterizo por la persecución de los favoritos de Lerma siendo precisamente D. Rodrigo detenido y fuertemente atormentado.

Felipe III falleció el 31 de marzo de 1621.

]]>
La Batalla de Almansa http://www.rayosycentellas.net/historia/la-batalla-de-almansa/ Sun, 28 Apr 2013 16:21:44 +0000 http://www.rayosycentellas.net/historia/?p=536 Se puede leer en ABC:

batalladealmansa

La Batalla de Almansa, contextualizada a nivel político en el marco de la Guerra de Sucesión al trono de España que protagonizaron el borbón Felipe V y el archiduque Carlos de Austria, ha sumado en nuestros días otro tipo de connotaciones.

En aquel combate del 25 de abril de 1707, disputado en una llanura próxima al puerto albaceteño de Almansa y en el que se decidió el futuro de España, se cifraron las fuerzas entre los partidarios del centralismo castellano y los del federalismo aragonés, que fueron finalmente derrotados.

Así, esta batalla se recuerda hoy en Aragón, la Comunidad Valenciana y Cataluña como un símbolo de la lucha legítima por las señas de identidad regionales, que fueron finalmente abolidas por el aspirante borbón mediante la promulgación de los Decretos de Nueva Planta. Como se sabe, con el tiempo esta lucha ha evolucionado de forma muy diferente. Mientras en Cataluña derivó hacia las posiciones independentistas, en la Comunidad Valenciana, por ejemplo, convive la querencia por los rasgos propios con una clara lealtad monárquica.

Seguir leyendo en ABC

]]>
Carlos I de España y V de Alemania http://www.rayosycentellas.net/historia/carlos-i-de-espana-y-v-de-alemania/ Fri, 05 Apr 2013 06:47:34 +0000 http://www.rayosycentellas.net/historia/?p=526

CarlosI

Hijo de Juana I y de Felipe I, nació en Gante (Flandes) en el año 1500.

A la muerte de su padre Felipe “El Hermoso”, en el año 1506, dada la incapacidad de su madre, heredera legítima de Isabel I, heredo el reino de Castilla y a la muerte de su abuelo, Fernando “El Católico”, heredo el reino de Aragón produciéndose realmente la unión de los reinos de España en la cabeza de un único monarca, Carlos I.

En 1515 fue declarado mayor de edad y desde entonces el joven Archiduque se encargó del gobierno de Flandes. A la muerte de su abuelo materno, Maximiliano I, 1519, fue elegido emperador de Alemania, correspondiéndole como tal el nombre de Carlos V.

El 4 de noviembre de 1517, desembarco en Villaviciosa (Asturias), desconociendo la lengua y las costumbres de España, trayendo un soberbio plantel de nobles flamencos, presididos por Guillermo de Croix, señor de Chievres, hombre con alta influencia en la voluntad del rey.

No tardó Carlos en derrochar enormes sumas en gastos de la Corte y fiestas, convocando a las Cortes en Valladolid en 1518, confiando su presidencia al flamenco Juan Le Suavage y obteniendo una gran suma de dinero.

Tal y como hemos comentado anteriormente fue elegido emperador de Alemania en 1519. Para su coronación necesitaba dinero. Para conseguirlo convocó las Cortes en Santiago de Compostela, en las cuales, los procuradores se negaron a darle los subsidios necesitados. Traslado las Cortes a La Coruña, en donde si logro lo deseado a costa de prometer, amenazar y cohechar a algún procurador, consiguiendo un subsidio de 400.000 ducados, gracias también al préstamo del banquero Jacobo Függer.

En La Coruña, en 1520, embarcó hacia Alemania y fue coronado como emperador. De este modo, y pese a la oposición de Francisco I de Francia y Enrique VIII de Inglaterra. Carlos I reunió en su persona los territorios procedentes de la cuádruple herencia de sus abuelos:

  • Habsburguesa (Maximiliano I): Alemania

  • Borgoñona (María de Borgoña): Países Bajos

  • Aragonesa (Fernando el Católico): Aragón, Cerdeña, Sicilia y Nápoles.

  • Castellana (Isabel la Católica): Castilla y América.

Dejó como regente de Castilla, contra la voluntad de las Cortes al Arzobispo Adriano

No obstante, los Estados gobernados por Carlos I o por sus representantes conservaron sus leyes tradicionales, fueros, lenguas, monedas, fronteras e instituciones. Durante su reinado alternó el gobierno de los reinos hispánicos con la atención a los problemas del Imperio germánico. Finalmente, cansado de las numerosas guerras y la agitada política exterior, en las abdicaciones de Bruselas (1555-1556), Carlos I adjudicó la herencia borgoñona, aragonesa y castellana a su hijo Felipe II, mientras que el legado de los Habsburgo y el título imperial iban a parar a manos de su hermano Fernando I, que era además Rey de Bohemia y Hungría (desde 1526) y Rey de Romanos (desde 1531). De este modo, Carlos I consumaba la escisión de los Habsburgo en dos ramas, la austroalemana y la española. Posteriormente, el monarca regresó a España para ingresar en el monasterio de Yuste el 3 de febrero de 1557. Allí permaneció recluido hasta su muerte, acaecida el 21 de septiembre de 1558.

Política Interior

En 1517 llegó a España para hacerse cargo del gobierno de los reinos de Castilla y Aragón, tras la muerte de su abuelo Fernando el Católico, acaecida un año antes. Tres años después partió hacia Alemania para hacer valer su proclamación como Emperador germánico, a la que había contribuido notablemente el apoyo económico otorgado por el banquero Jacobo Függer. Estuvo en Alemania, ocupado en los asuntos imperiales, hasta 1522, fecha en la que regresó a sus reinos peninsulares. En su ausencia se había producido la revuelta de los comuneros de Castilla, que acabaría con la ejecución de los tres cabecillas (Padilla. Bravo y Maldonado) en Villalar (1521). Mientras tanto, en Valencia y Mallorca tienen lugar las denominadas Germanías, revueltas antinobiliarias que fueron duramente reprimidas. El triunfo de los partidarios de Carlos I consolidó el poder de la monarquía, vinculó a la nobleza con la política real y debilitó la fuerza de las Cortes (que sólo se reunieron en cuatro ocasiones en la década de 1520) y de la burguesía. que, sobre todo en Castilla, quedó relegada a desempeñar un papel político y económico secundario. Resuelto el problema de las revueltas, entre julio de 1522 y julio de 1529 (el periodo que más tiempo pennaneció Carlos I en España), el monarca se dedicó a solucionar los problemas internos mediante la reestructuración del régimen polisinodial que habían iniciado los Reyes Católicos. Para ello organizó el gobierno de sus territorios peninsulares en cinco consejos consultivos: Castilla. Aragón. Inquisición. Ordenes Militares y Cruzada), a los que se fueron añadiendo nuevos consejos, a medida que surgían otras necesidades: Estado (1522), Hacienda (1523). Indias (1524), reorganización del Consejo de Guerra (1524). A partir de 1529 estuvo bastante tiempo alejado de sus territorios peninsulares, ocupado en una política exterior trepidante. En su ausencia dejó como gobernadora de Castilla a la Emperatriz Isabel de Portugal. No obstante, el monarca regresó en cuatro ocasiones a sus reinos hispanos con el objetivo fundamental de conseguir subsidios para sufragar sus guerras europeas. Como consecuencia, el balance económico de su política exterior resultó desastroso para la hacienda castellana, ya que la mayor parte de sus rentas iban destinadas a pagar a los banqueros alemanes e italianos que habían sufragado las guerras del Emperador. Esta situación propició que en 1551 la deuda estatal ascendiera a casi siete millones de ducados.

Política Exterior

Una vez solucionados los problemas internos hispánicos de la década de 1520, su reinado estuvo marcado por una activa política exterior trepidante cuyos ejes fundamentales fueron: la guerra contra Francia para dilucidar la hegemonía europea, el descubrimiento y colonización de territorios en el Nuevo Mundo, el enfrentamiento con los príncipes protestantes con el objetivo de hacer valer su titulo imperial y la guerra contra los turcos por el control del Mediterraneo. La primera fase de la política exterior carolina estuvo fuertemente marcada por el enfrentamiento contra Francisco I de Francia, que controlaba el Milanesado, posición clave para que Carlos I pudiera conectar sus posesiones centroeuropeas con sus territorios mediterráneos. El enfrentamiento bélico acabo con el triunfo de las tropas imperiales. especialmente efectivo en la batalla de Pavía (1525), que desembocó en el tratado de Madrid (1526) y. después de otro conflicto armado en Italia, en la paz de Cambray (1529), mediante la cual Francisco I renunciaba al Milanesado y al resto de sus pretensiones italianas. No obstante, el enfrentamiento con los franceses, que eventualmente se alianan con los turcos y los protestantes, no cesó a lo largo de todo el reinado de Carlos I. Mientras esto sucedía en Europa, en el Nuevo Mundo los conquistadores españoles realizaban numerosos progresos: entre 1519 y 1522 Hernán Cortés incorporó a la Corona el Imperio azteca. Una década más tarde, Francisco Pizarro hacía lo propio con el Imperio andino de los incas. En 1540 Pedro de Valdivia conquistó Chile, después del intento fracasado que había realizado Almagro cinco años antes. Un año después. Francisco de Orellana tornaba posesión de la Amazonia. Al mismo tiempo, en Europa los conflictos tenían lugar en varios frentes. Los turcos suponían un serio peligro para el control del Mediterráneo y para el pacífico desarrollo del comercio en el interior de sus aguas. Por ese motivo, las tropas de Carlos I tornaron Túnez en 1535. A pesar de todo, el poderío naval de los turcos no sería totalmente aniquilado hasta la batalla de Lepanto (1571). Por su parte, en Alemania la causa del protestantismo se desarrollaba con fuerza. A partir de 1530. fecha en la que el Papa Clemente VII coronó a Carlos V como Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, el enfrentamiento con los príncipes alemanes convertidos al protestantismo resultó inevitable. Carlos I intentó solucionar el problema por la fuerza de las armas, logrando inicialmente un gran triunfo en Mühlberg (1546) sobre la Liga de Esmalcalda (formada por los príncipes protestantes). Mientras tanto tenía lugar el Concilio de Trento, cuyo objetivo era dar cumplida réplica a los protestantes mediante un reforzamiento del catolicismo. Carlos V se presentaba entonces como el protector político del Concilio y el abanderado de la Contrarreforma católica frente a la causa protestante. Sin embargo, un recrudecimiento paralelo del enfrentamiento contra los franceses, los protestantes y los turcos, obligó al Emperador a reconocer al protestantismo germánico (paz religiosa de Ausburgo, 1555) y a concluir la guerra contra Francia (tregua de Vaucelles, 1556).

Familia Real

Se casó con Isabel de Portugal. hija del Rey Manuel I(1495-1521), con la que tuvo cinco hijos. de los cuales sólo vivieron cuatro: su sucesor Felipe II, Juan (que murió siendo niño), Maria (Reina de Bohemia) y Juana (Princesa de Portugal). A esta relación habría que sumar varios hijos naturales, entre los que destacaron Juan de Austria y Margarita de Austria.

]]>
La Conquista de México http://www.rayosycentellas.net/historia/la-conquista-de-mexico/ Mon, 04 Feb 2013 19:33:33 +0000 http://www.rayosycentellas.net/historia/?p=522 hernancortes

Las primeras expediciones a los territorios que hoy conocemos como  México partieron de La Habana en 1517 al mando de Francisco Hernández de Córdoba. Desembarcando en la península de Yucatán y en la bahía de Campeche tuvieron que regresar a Cuba debido a los ataques de los indígenas.

En 1518 el conquistador de Cuba, Diego de Velázquez, envío  a Juan de Grijalva con cuatro naves para que explorase el litoral del Yucatán descubriendo la isla Cozumel, el río Tabasco, la costa del Panueco teniendo noticias de la existencia de los aztecas.

Por dicho motivo al año siguiente Diego de Velázquez envío a su antiguo compañero de armas, Hernán Cortés, nacido en Medellín en 1485, con experiencia bélica en Árgel, y que participó en la conquista de Cuba en 1511 precisamente al lado de Velázquez.

Hernán Cortes partió hacia México con 11 naves, 400 soldados españoles, 200 indios y 32 caballos el 10 de febrero de 1519. Primero tomó tierra en la isla de Cozumel donde rescató a Jerónimo de Aguilar naufrago de una expedición anterior que en su cautiverio había aprendido la lengua maya-quiché. Una vez en la península de Yucatán venció a las indios los cuales le entregaron veinte mujeres, entre ellas La Malinche, que le prestó grandes servicios durante la conquista de México.

Fundó Veracruz en la costa y en dicho enclave recibió dos emisarios: uno procedente de Moctezuma, emperador azteca y otro del jefe de la tribu de Cempoala. El primero le prometía oro con la condición de que se abstuviera de seguir avanzando por México y el segundo le ofrecía apoyo para luchar contra los aztecas.

Desde Cempoala Hernán Cortés se dirigió a Tlaxcala, pueblo guerrero casi independiente que atacó a los españoles resultando los europeos vencedores el 2 de septiembre de 1519 pasando dicho pueblo a ser aliados de los españoles gracias a la habilidad negociadora del extremeño.

Con el refuerzo de los Tlaxcala los españoles llegaron a la capital del imperio azteca, Tenochitlán (México) donde salió a recibirles Moctezuma. El 8 de noviembre entraron en la ciudad y el 15 de noviembre Hernán Cortes hizo prisionero al emperador azteca.

Enterado del éxito de la expedición de Hernán Cortes, el gobernador de Cuba, Velázquez, envió una expedición de 1500 hombres al mando de Pánfilo de Narvaez contra el extremeño. Derrotados los expedicionarios por Cortes en Cempoala, los vencidos se incorporaron a sus órdenes y volvieron a México que se había sublevado en su ausencia.

Después de una semana de lucha en México, los españoles se ven obligados a salir de la capital aprovechando la oscuridad de la noche recordando esta retirada Cortes como la “Noche Triste”. Llegados los españoles a la Costa, 18 días después fue atacado por un gran ejército azteca en Otumba. Gracias a los tlaxcaltecas y con nuevos refuerzos llegados de Cuba, Hernán Cortes volvió a México y cerco la ciudad del 21 de mayo a 13 de agosto, fecha en la que cayó la capital y poco después sometió al nuevo imperio.

Hernán Cortés comenzó la reconstrucción de la población, organizó un municipio o cabildo, hizo obras públicas, repartió tierras entre los conquistadores y dictó disposiciones que favorecieron la vida de la nueva colonia, que recibió el nombre de Nueva España. Carlos I le nombró capitán general y justicia mayor.

En 1534 se creó el virreinato de México, siendo el primer virrey don Antonio de Mendoza, lo que hizo regresar a España en 1540. Una vez en España combatió en Argel, falleciendo el 2 de diciembre de 1547 en su palacio de Castilleja de la Cuesta.

]]>
El Asesinato de Calvo Sotelo según Julián Zugazagoitia (director de El Socialista) http://www.rayosycentellas.net/historia/el-asesinato-de-calvo-sotelo-segun-julian-zugazagoitia-director-de-el-socialista/ http://www.rayosycentellas.net/historia/el-asesinato-de-calvo-sotelo-segun-julian-zugazagoitia-director-de-el-socialista/#comments Mon, 28 Jan 2013 19:27:05 +0000 http://www.rayosycentellas.net/historia/?p=517

“El domingo transtornaba mi ritmo. Sin obligación periodística, no sabía cómo llenar las horas hasta las cuatro o cinco de la madrugada, en que podía pretender, con algún éxito, el sueño. Con pereza de escribir, usaba de este gracioso remanente de tiempo para tener mis lecturas al día y leer las preferidas. En mi casa todos cuidaban de respetar mi sueño contra los visitantes inoportunos, circunstancia que me permitió conocer que algo grave sucedía al sentirme llamado a las ocho de la mañana del lunes. La persona a cuyo requerimiento se había despertado me esperaba en el despacho, mirando por la ventana el desperezarse de la calle popular. Su rostro tenía una expresión de cansancio, el ajamiento de quien ha perdido la noche. No muchos días más tarde había de tocarle la vida en los canchales de la sierra de Guadarrama. Me parece una prueba de respeto a su muerte no asociar su nombre a la relación que me hizo. Dados los presagios de aquel tiempo, pensé en la nueva desventura irreparable, mientras le preguntaba:

–      ¿Qué sucede?

–      Vengo a decirte, porque acaso conviene que lo conozcas, que anoche han matado a Calvo Sotelo.

No tengo que ocultar mi expresión. Fue enorme. La noticia acabó por desvelarme e instintivamente miré hacia la calle, sorprendentemente encontrarla sin un indicio que denunciase agitación extraordinaria.

–      Ese atentado es la guerra- declaré a mi visitante.

–      El cadáver- siguió sin pararse en mi observación- ha sido encontrado esta madrugada en el depósito del cementerio. Tenía unos balazos en la cabeza.

Sentía miedo de preguntar y curiosidad de saber. Mi visitante conocía la historia en sus detalles y yo tenía la íntima convicción de que había participado en ella, sin que pudiese suponer en qué grado. Esa sospecha me cortaba la palabra. La propia gravedad de la noticia me tenía desconcertado y sin una posición moral ante mi interlocutor. Pensaba, preferentemente, en las consecuencias políticas del atentado. Este parecía haberse discurrido por los militares como réplica a la agresión que un día antes costó la vida a un oficial republicano: Castillo. Alrededor de esta muerte se dijo, no sé con qué veracidad, que en la UME – Unión Militar Española-, organización castrista de naturaleza fascista, se disponía a ejecutar a toda la oficialidad republicana que , a su vez, se había organizado en la UMRA – Unión Militar Republicana Antifascista -. Militantes de esta segunda entidad fueron los que organizaron la represalia, tomando como centro operatorio el cuartel de los guardias de asalto de la calle de Pontejos, muy próxima al Ministerio de la Gobernación. Su tejemaneje previo debió ser tan complicado, haciendo intervenir en la expedición a buen golpe de personas, lo que dio como resultado que los amigos del muerto no tardasen en tener una información casi puntual de todo lo sucedido, que fue realmente monstruoso, ya que a Calvo Sotelo, en presencia de su mujer, con violencia se le sacó de su casa, pretextando una orden de detención dada contra él por el Gobierno. Lo intempestivo de la hora y la prisa nerviosa de quienes llevaban a cabo el plan discurrido indujeron a sospecha a la mujer del diputado monárquico, que quiso utilizar el teléfono para comprobar en el Ministerio de la Gobernaciónsi efectivamente al detención estaba ordenada por el Gobierno. Uno de los conjurados se interpuso entre ella y el teléfono y lo inutilizó después de unas palabras rudas. Vio ella claro lo que iba a suceder y llorando se abrazó a su marido. Calvo Sotelo, que no había perdido la presencia de ánimo intento tranquilizarla.

–      No te aflijas. Si es verdas que es una orden del Gobierno, dentro de una hora estaré de vuelta. Soy un diputado de la Nación y el Gobierno, eso me consta, no cometerá ningún atropello contra mi inmunidad.

Un comandante de la Guardia Civil que intervenía como jefe en la expedición acudió también a tranquilizar a la esposa aflijida. Ésta, que no debió perder el presentimiento de la desgracia inminente, los ojos húmedos, la voz congojosa, intentó una última defensa.

–      Sólo el uniforme que usted viste me da confianza. En él pongo toda mi esperanza. Tengo fe en la caballerosidad de cuantos pertenencen a la Guardia Civil- dijo.

La escena, que se desarrollaba en el hall de la casa, se había prolongado peligrosamente. Los conjurados acortaron los trámites. Necesitaban ganar tiempo o se las haría muy tarde, con riesgo de comprometer la partida. Calvo Sotelo, que debíó hacer deliberadamente ese gasto de tiempo, se consideró perdido. A punto de tomar la escalera, volvió a decir a su mujer unas palabras tranquilizadoras, cuyo final exacto fue este:

–      Dentro de poco tiempo habré vuelto, a menos que estos señores me maten.

En la calle, todavía silenciosa y oscura de noche, esperaba un carro de la Guardia de Asalto. Montaron los conjurados y obligaron a montar a Calvo Sotelo. Calvo Sotelo no formuló ni una palabra de protesta o queja. ¿Rezaba? En el bando se su espalda, dos hombres llevaban sus pistolas montadas. Uno de ellos dio un codazo a su compañero, éste levantó su arma, la colocó a la altura de la cabeza de Calvo Sotelo e hizo fuego dos veces. LA muerte debió ser instantánea. La cabeza del muerto se dobló sobre el pecho y el cuerpo, en un viraje del vehículo, se recostó contra el custodio de la derecha. Como todo estaba previsto, el conductor tomó la dirección del cementerio y allí, en el depósito de cadáveres, dejaron el cuerpo de la víctima, donde pocas horas después había de ser descubierto por su amigos, conturbados con la pérdida que les privaba, a la vez, se un afecto y un caudillo. Con ser impresionante el relato que interlocutor me había hecho, aún me impresionó más, sin que supiera decir por qué, la aclaración con que termino la entrevista:

–      Antes de decidirnos a ejecutar la represalia estuvimos vacilando si ir a casa de Gil Robles o ala de Calvo Sotelo. Nos decidimos por el segundo con el propósito de volver a por Gil Robles si terminábamos pronto en casa de Calvo Sotelo.

Después de que se hubo marchado mi confidente, una senasación repugnancia y malestar me ganó el cuerpo. Me interrogaba sobre las coincidencias que pudieran correligionar a quienes se autorizaban a un proceder semejante, y confieso que no descubría ninguna. Pero estos análisis estaban fuera de ocasión. Creía que mi deber era avisar lo sucedido a mis compañeros dando como supuesto que las derechas, que no se negaban a practicar el atentado personal, replicarían con agresiones a los más calificados hombres de izquierda. Temí, además, que la muerte de Calvo Sotelo fuera la señal de ataque para las fuerzas que acechaban el momento de lanzarse contra la República. Telefoneé a Prieto e hice telefonear a otros camaradas para que cerrasen su guardia. Prieto me preguntó desde Pedernales:

–      ¿Qué cree que debo hacer?

–      A mi juicio tomar el primer tren para Madrid, donde puede hacer usted falta.

La noticia del atentado y muerte de Calvo Sotelo se difundió por Madrid rapiditamente, produciendo extraordinaria consternación en muchas zonas políticas. Los propios republicanos la condenaban considerándola peor que un crimen, una torpeza. El Gobierno conocíó con ella un embarazo más y no de los pequeños. Le era inexcusable proceder, “incontinenti” ala busca de los autores del atentado, para no ser acusado de complicidad. Aún cuando la averiguación se manifestó bastante enmarañada, el secreto de la conjura, por el número realmente excesivo de los conjurados, se iba deshilachando. Aquella misma tarde, en el bar del Palacio de Las Cortes, donde seguían reuniéndose diputados y periodistas, oí diversas versiones del atentado y comprobé que impresión general no era más desconsoladora. Diputados y periodistas, a algunos de los cuales no habíamos de volver a ver más, estaban a la espera de lo más grave. Las conjeturas eran en todos los grupos catastróficos. Los redactores de El Socialista se multiplicaban para reunir todas las opiniones y preferentemente las de los diputados de matiz distinto al nuestro y las de los redactores de los diarios de derecha. Angulo, el redactor político me llamó aparte.

–      La situación se ha hecho muy tirante. Esto no puede prolongarse durante mucho tiempo. El atentado se lo imputan las derechas al Gobierno y no parece que piensen en represalias de carácter individual, lo que me hace suponer que se disponen a quemar las etapas preparatorias de su movimiento. Tal es mi impresión después de haber hablado con uno de los redactores de El Debate, que no está menos asustado de lo que podemos estarlo nosotros. Otra cosa: Tienen conocimiento de las personas que han realizado el atentado. A lo que parece, uno de los que han intervenido en el hecho, no se bien si el chófer del carro, ha declarado ampliamente. A estas horas debe haber varios detenidos, guardias de Asalto de u na misma compañía”.

]]>
http://www.rayosycentellas.net/historia/el-asesinato-de-calvo-sotelo-segun-julian-zugazagoitia-director-de-el-socialista/feed/ 1