La ejecución en la horca de los supuestos cómplices del magnicidio de Lincoln

El 14 de abril de 1865 Abraham Lincoln y su esposa acuden a una representación en el teatro de Ford.

John Wilkes Booth, un actor y simpatizante del Sur,
sube al palco donde se encontraba el Presidente y le dispara un único
tiro en la cabeza mientras grita “Sic semper tyrannis!” (”así siempre a los tiranos“, lema del estado de Virginia).

El asesino aprovecha la confusión y salta del palco agarrándose de un telón que al rajarse arroja a John Wilkes Booth al suelo, hiriéndolo en la pierna. A pesar de ello consigue huir y acaba muriendo a manos de soldados de la Unión doce días después.

María Surratt, Lewis T. Powell, David E. Herold, y George A. Atzerodt y cuatro personas más fueron acusados de colaborar con Booth en el magnicidio, pero solo las cuatro primeros fueron condenados a morir en la horca, ejecución que se llevó a cabo en en el fuerte McNair en Washington, D.C.

Decimos supuestos pues nunca quedó claro la responsabilidad de las personas que fueron condenadas a muerte por su participación en concepto de cómplices en el primer asesinato de un presidente de los Estados Unidos. De hecho, medio siglo después las dudas sobre las participación de Mary Surratt siguen presentes.

Aquí tienen las fotos de la ejecución:

One thought on “La ejecución en la horca de los supuestos cómplices del magnicidio de Lincoln

  1. Este tipo de magnicidios siempre queda en la oscuridad porque los autores intelectuales permanecen sin ser delatados, solo condenan los autores materiales. ecuan

Comments are closed.