La Invasión de Polonia II

El 23 de agosto de 1936 los que llamaríamos ahora ministros de exteriores de la Alemania Nazi, Joachim von Ribbentrop y de la Unión Soviética,Viacheslav Molotov firman en Moscú el Pacto de No Agresión germanosoviético.

El tratado secreto definía la repartición de la Europa del este y central bajo la influencia alemana y soviética, por ende de Polonia, y también se comprometían a consultarse sobre asuntos de interés común y abstenerse de unirse a cualquier alianza.

Este acuerdo es recibido con hostilidad por parte de Francia y Gran Bretaña. Ésta última firma a su vez el Pacto de Ayuda Mutua con Polonia el 25 de agosto para el caso en el que cualquiera de los dos países sufriera una agresión. Hitler, que había dado órdenes para que Polonia fuese atacada el 26 de agosto, encajó mal la respuesta británica.

El 31 de agosto Hitler firma la Directiva de Guerra nº 1 en la que se detallan las órdenes de ataque contra Polonia, así como la fecha y hora previstas del ataque. Las órdenes se entregan en mano a sus destinatarios, que las reciben con doce horas de antelación al ataque.

Conforme al plan aprobado por el Estado Mayor, los ejércitos alemanes se dividen en dos grupos: el principal en el sur, comandado por el Generaloberst Gerd von Rundstedt y un segundo grupo al norte, al mando del también Generaloberst Fedor von Bock. El mando de toda la Operación recae en el General Walther von Brauchitsch.

El Grupo de Ejércitos norte tiene orden de atacar el corredor polaco hacia el este con el 4º Ejército, mientras que el 3er ejército ataca hacia el este. Una vez que los ejércitos contactasen, debían moverse en dirección sur, hacia Varsovia. En el Grupo Sur, atancando desde Silesia y Eslovaquia, el 10º Ejército -más fuerte- se dirigiría directamente a Varsovia mientras que su flanco izquiero lo protegía el 8º Ejército y el 14º hacía lo propio con el costado derecho.

En cuanto el 10º Ejército llegase a contactar con el Grupo Norte, las tropas se dedicarían a destruir las unidades enemigas que hubiesen quedado atrapadas, dando fin a la campaña. A sugerencia de Von Bock los alemanes avanzaron al este de Varsovia durante la segunda fase de la Operación para impedir que los polacos pudiesen refugiarse en las marismas de Pripet.