El accidente del tranvía en el Puente de Toledo

En este se blog se ha hablado mucho de tranvías y por tanto del accidente ocurrido en 1952 en el Puente de Toledo. Sin ir más lejos en el post del día 26, Tranvía por debajo del Viaducto o aquí donde hay enlaces que remiten a otros posts. He oído hablar de dos posibles causas del accidente: una el fallo de los frenos y otra un corte de fluído eléctrico muy frecuente por aquel entonces. No sé exactamente cual de las dos sería o si fueron las dos, pero me inclino más por la segunda, pues un tractor eléctrico puede usar la propia energía eléctrica como freno y el tranvía, además de ir sobrecargado, no debió de tener ningún tipo de frenada: se embaló en el último tramo de la calle de Toledo, descarriló en la Glorieta de las Pirámides y cayó a las huertas que entonces había bajo el puente.

Hemos encontrado dos fotos de aquel accidente. En la primera podéis ver arriba a la izquierda el hueco del trozo de pretil que se llevó por delante en su caída.

En la segunda se ve la plataforma del tranvía. El resto de la estructura, mayoritariamente de madera está esparcida alrededor.

Y una curiosidad para los habituales del blog. Entre los curiosos de la primera foto, los que están arriba en el puente, es probable que esté el que esto escribe, pues vivíamos cerca y mis padres fueron también a curiosear y, claro, me llevaron con ellos pues entonces aun era un niño de llevar en brazos.