La Plaza Mayor de Madrid durante la Guerra Civil

Los obuses que llegaban de la Casa de Campo por obra de las piezas de artillería allí emplazadas y las bombas de aviación que caían sobre Madrid, obligaron a que los monumentos más importantes de Madrid fueran protegidos para evitar su destrucción.

En la foto que hoy publicamos pueden ver uno de los soportales de la Plaza protegido con sacos terreros, me imagino, tanto para proteger a la Plaza como para proteger a los peatones que por sus soportales paseaban.

Por cierto durante la Segunda República, este magnífico espacio se conocía como “Plaza de la Constitución”.